Lanzamiento de la antología “Ajuste de cuentas”

 

10648700_558077334294503_8006118220049493739_o

 

 MAÑANA, VIERNES 29 DE AGOSTO, 6:30 P.M.

BIBLIOTECA PILOTO DEL CARIBE
(Auditorio Mario Santo Domingo)
LANZAMIENTO DE LA ANTOLOGÍA
“AJUSTE DE CUENTAS”
La poesía colombiana del siglo XX
UN LIBRO DEL ESCRITOR HAROLD ALVARADO TENORIO
Presenta: Joaquín Mattos Omar
Poetas invitados: Rómulo Bustos, Antonio Silvera, Miguel Iriarte y John Better
 

Un voluminoso libro de 660 páginas dedicado a la poesía colombiana del siglo XX es el polémico proyecto editorial que nos entrega este vez el poeta, ensayista y polemista colombiano Harold Alvardo Tenorio, publicado en Palma de Mayorca (España) en los Talleres Gráficos Agatha, con prólogo del periodista y escritor colombiano Antonio Caballero.

 

Dividido en 5 partes: El Modernismo, Los Nuevos, Piedra y cielo, Mito, El Nadaísmo, Una Generación desencantada y La República del narcotráfico, la tarea del antologista incluye a 50 poetas del país, 12 de los cuales pertenecen al Caribe colombiano. Son ellos: Luis Carlos López, Miguel Rash Isla, Meira Delmar, Gabriel García Márquez, Vidal Echeverría, Giovanni Quessep, Raúl Gómez Jattin, Rómulo Bustos Aguirre, Miguel Iriarte, Jorge García Usta, Antonio Silvera y John Better.

 

El recibimiento que este libro ha tenido en nuestro país y en otros países de hispanoamérica registra aproximaciones muy diversas, como se supone que debe ocurrir con un personaje como Alvarado Tenorio. La primera de estas referencias que debemos tener en cuenta es la del propio prologuista cuando dice: “Este es un libro arbitrario, rabioso, rencoroso, y en muchas de sus páginas escrito (con bastante descuido, por otra parte) con la intención maligna de hacer daño. Y debo yo advertir aquí, en estos primeros pasos que doy en el pantano de un prólogo, que creo ser uno de los muy pocos amigos que le quedan en la vida a Harold Alvarado Tenorio, poeta desaforado y paranoico, crítico errático y contradictorio y paranoico, persona habitada por muchos demonios”.

 

Por su parte, la escritora y crítica Carolina Sanín en la Revista Arcadia reconoce en este libro que su autor “Se toma tan en serio a los poetas que admira como a aquellos cuyos versos lamenta. Ejerce cabalmente la crítica. Respeta solo a quienes le merecen respeto, y reconoce que otros varios merecen una consideración educativa. No condena sin juzgar. Lee y hace cuentas: de tesoros encontrados, de robos y de los frutos del trabajo de vidas verdaderas. Ajuste de cuentas -por demás bien editada por la casa española Agatha- presenta en su estructura una suerte de método que permite que la lectura de los poemas, la caracterización de los poetas y la interpretación de las catástrofes históricas se iluminen entre sí y conformen una obra literaria. Escrito con una prosa penetrante y exacta, el resultado es antología, novela, estupenda crónica y sentencia.”

 

Para el periodista Raúl Rivero, en breve nota publicada en el periódico El Mundo de España, califica este libro de “Polémico, monumental, hiriente y escandaloso, Ajuste de cuentas es un libro que HAT escribió para tener un espejo y para multiplicarse y acosar a los batallones de sus enemigos también desde los estantes de las bibliotecas. Pero hay que decirlo todo y esta antología de la poesía colombiana del siglo XX, escrita con temblor de verdugo, es una obra de la que ya no se puede prescindir para acercarse a los hombres y mujeres que escribieron y escriben versos en los últimos años en aquel país… Ajuste de cuentas es un libro útil y beneficioso para la literatura colombiana porque el crítico lúcido que es Alvarado Tenorio le gana siempre la batalla al hombre y reconoce talentos ajenos, descubrimientos, aciertos y aportes”.

 

Y por último, el periodista colombiano Alberto Donadío en su columna de El Espectador dice que “El ministerio de Cultura debería adquirir este volumen publicado por Harold Alvarado Tenorio y ponerlo al alcance de todos en todas las bibliotecas públicas del país.”

 

En el evento, que tendrá lugar mañana en la Biblioteca Piloto del Caribe la presentación estará a cargo del poeta, narrador y periodista Joaquín Mattos Omar y estarán invitados para leer sus poemas y los de los demás poetas del Caribe antologados en Ajuste de cuentas los poetas Rómulo Bustos, Antonio Silvera, John Better y Miguel Iriarte.

 

 

Exposición “Y ahora es la vida” Agosto 2014

 

Y ahora es la vida

Esta es la cuarta ocasión en que Manolo Martínez expone en la Galería de la Aduana, y esta ocasión llega en el marco de estos 20 años de trayectoria de nuestra galería.

Si recordamos, la primera vez fueron sus trabajos que se acercaban con asombro creativo al movimiento del mar y a los procesos de los colores del Caribe; su segunda exposición entre nosotros fue aquella titulada Carnaval profundo, una aproximación al universo de nuestra máxima fiesta desde una muy personal manera de conceptualizarla desde un abordaje de lo abstracto;  luego vinieron los Colores del Porro que Martínez puso a sonar de una manera completamente distinta, constituyendo un interesante aporte a los temas de nuestra pintura, que aunque en este caso tengan esa engañosa apariencia cerebral, están fundadas, sin embargo, en lo profundamente emotivo. Son trabajos que representan una manera muy interesante de asumir en la pintura motivos que en el Caribe colombiano están irremediablemente atados a referencias poderosamente situacionales y concretas, altamente sensoriales y emotivas, ancladas en la figuración, y en una muy menor escala en lo conceptual y lo abstracto, que es al terreno en el que ha desarrollado Martínez sus acercamientos a estos temas.

 

Luego de un interregno obscuro en el que se dedicó a la investigación del misterioso mundo de los males de la iglesia y de los pecados de sus altos jerarcas, que dio como resultado su exposición en clave tenebrista titulada muy certeramenteCónclave, que fue expuesta parcialmente también en la galería de la Aduana, Manolo sale a respirar y se asoma de nuevo a la vida a través de un sistema de ventanas más amables en las que los colores y la luz le sirven para argumentar un nuevo momento en su vida y su pintura. Es el trabajo con el que Manolo Martínez vuelve a nuestra sala con una consigna completamente diferente: ¡Y ahora la vida!

 

Sus razones la expresa esta vez de la siguiente manera: “no pretendo ser ‘explicativo’, ni darle una directriz a este trabajo; solamente me permite describir de manera muy personal, la emoción y reflexión de un tema que aborda desde distintas aristas, mi sensación de “estar vivo”.

 

Y sigue diciendo el artista: “En estos momentos, yo izo como bandera de mi obra la emoción humana que me identifica como un ser vivo y  creativo, más allá de una simple disquisición lógica, filosófica, demasiado mental, demasiado cerebral para mí gusto. Aquí simplemente he dejado que el fluir sencillo, la luz, los colores, estructuren el lenguaje de una emoción, de un deseo, de esas cosas inasibles, a las que paradójicamente siempre nos asimos. Como un homenaje a la esperanza, compañera infaltable de toda poesía.  Me interesa mirar hacia el río, el manglar, el mar, los bosques, los atardeceres, los humedales, la mujer, el sol, la luna, las estrellas y  los sueños. Cosas que determinan la vida humana más sencilla, pero también más cierta.

 

Este trabajo, elaborado sobre cajas blancas, cerradas cajas blancas que dejan salir sobre su superficie, el luminoso contenido que encierran dentro de sí:  altares, oraciones, salmos, plegarias; formas que son y serán siempre el refugio silencioso de hombres extraviados”.

El barco alemán que se hundió en Puerto Colombia

 libro para blog

Por: 

 

Debo confesar que fue una verdadera sorpresa la experimentada cuando me llegaron los materiales de este libro un poco antes de ser publicado. Y son diversos y muy distintos los aspectos de interés que se registran en esta investigación en la que convergen los intereses, casi obsesivos, que tienen los coautores por los asuntos de la historia.

Por una parte, está el interés por el mundo submarino, por los caracoles, por el rescate de objetos sumergidos, por el buceo, y muy especialmente por la historia expresada en la iconografía, como quiera que es un gran coleccionista de postales y viejas fotografías de Barranquilla. Es el caso de Enrique Yidi.

Y por otra parte, el gran interés por la historia del transporte y el desarrollo tecnológico y científico de la navegación, las rutas, el comercio, los astilleros, y el papel que desempeña todo ello en el devenir político y social del mundo contemporáneo. Y pienso que es el caso de Álvaro Mendoza.

Estos dos intereses se juntaron para rescatar del olvido un episodio y una memoria que, la verdad sea dicha, muy poca gente en nuestra región y en el país tiene en conocimiento o recuerda. Lo que es ciertamente lamentable.

Y para eso está este libro que habla de la historia de un vapor alemán que queda atrapado en este lado del mundo cuando se declara la Primera Guerra Mundial y Alemania se convierte en una potencia enemiga de todos. Y quedar atrapado en este lado del mundo significaba que tuvo que quedar fondeado en la bahía de Santa Marta, mientras que los demás barcos hermanos de la Hamburg American Line habían podido refugiarse a tiempo en el puerto de Nueva York, por la neutralidad que hasta ese momento mantenía Estados Unidos. Y Colombia.

El Prinz August Wilhem, que así se llamaba el barco, empezó de inmediato a ser custodiado en la bahía de Santa Marta por naves militares de la flota inglesa, francesa y, más tarde la norteamericana, con la orden expresa de apresarlo o destruirlo si zarpaba de este puerto colombiano. Sabiéndose en peligro el barco alemán huye y se fondea frente al muelle de Puerto Colombia porque aquí se sentía más seguro y podía contar con el “apoyo moral” de la importante colonia alemana asentada en Barranquilla.

Al romper Estados Unidos su neutralidad y entrar al conflicto por los 123 norteamericanos entre las víctimas del hundimiento del vapor Lusitania por parte de los alemanes, se creó una agencia naviera denominada la USS Shipping Board que tenía la misión de adquirir, de cualquier forma, todos los barcos alemanes y austriacos que estuvieran refugiados en los puertos neutrales. Y cuando el capitán August De Wall y su tripulación se enteraron que habían llegado a Barranquilla dos miembros de esta agencia el día domingo 21 de abril de 1918, para tomar posesión de su barco que ya había sido negociado, decidieron prenderle fuego allí frente a Puerto Colombia, la noche del lunes 22 entre las 10:00 y las 11:00 p. m., para cumplir órdenes directas del Kaiser, a través del cónsul alemán en Barranquilla Paul Grosser, de destruir cualquier barco alemán que estuviera en peligro de caer en manos del enemigo. El barco ardió toda la noche y se hunde a quinientos metros de la punta del muelle, en donde aún reposan los restos de ese naufragio que ha generado un curioso imaginario en la gente de Puerto Colombia donde algunos lo recuerdan simplemente como “El Alemán”.

Pues bien. Ese es, en resumen, la anécdota central de esta historia, pero los autores empezaron a rastrear otras historias dentro de la historia, a seguir otras líneas argumentales, y es así como el libro va ampliando sus horizontes temáticos para hallar revelaciones interesantes en la vida de un pueblo como Puerto Colombia; la poderosa colonia alemana en Barranquilla y su contribución al desarrollo del Atlántico; la historia del personaje Príncipe Augusto Guillermo y de su padre el emperador Wilhelm; los pormenores de una empresa como la Hamburg American Line; la vida del vapor alemán hundido: sus destinos, sus características, sus peripecias, la vida a bordo, su capitán y su tripulación, su trágico desenlace; la Primera Guerra Mundial y sus consecuencias para Colombia; la estrategia naval alemana; el impacto de su hundimiento en la vida social de Barranquilla; el completo registro periodístico de los medios locales de su época; su actual ubicación y circunstancias; la fauna malacológica y el ecosistema a que dio origen su hundimiento; los objetos rescatados y restaurados por Enrique Yidi; y finalmente la historia de los tripulantes alemanes que decidieron quedarse en Puerto Colombia.

El libro está además profusamente ilustrado con fotografías valiosísimas de época, mapas, esquemas de rutas, dibujos, planos, objetos que redondean una publicación ciertamente inquietante.

Cristian del Real en los 20 años CLENA

10514407_545929875509249_8938057679553227966_o

BIBLIOTECA PILOTO DEL CARIBE

Martes 26, 7:30 p.m.

Concierto del pianista Cristian del Real

Teatro Amira de la Rosa

En el marco de la celebración de los 20 años CLENA

 

Conocido hace unos años como el ‘niño genio’ de los timbales’, ahora Cristian del Real es uno de los pianistas colombianos de mayor proyección.

El cartagenero se presentará en el Teatro Amira de la Rosa, en el marco de la celebración de los 20 años de la Corporación Luis Eduardo Nieto Arteta (CLENA). Su atípica carrera como pianista inició a los 18 años de forma autodidacta. Posteriormente estudió en la Universidad Juan N. Corpas junto a la maestra Pilar Leyva graduándose con el título Summa Cum Laude. El talento de Del Real ha sido laureado en los festivales de piano de Valencia y Gijón (España). Su concierto, un evento organizado por La CLENA con el apoyo del Banco de la República, y la Secretaria de Distrital de Cultura.

 

Entrada gratuita con boleta. 

Máximo dos (2) boletas por persona

• Reservas telefónicas o presenciales  en la Biblioteca Piloto del Caribe desde la 1:00 p.m. del martes 11 de Agosto de 2014 hasta agotar la disponibilidad de reservas.

• Las boletas reservadas deben ser reclamadas antes de las 5:00 p.m. el día 26 de agosto.

• Las boletas no reclamadas antes de las  5:00 p.m. del día del concierto (Martes 26 de agosto)  serán distribuidas al público a partir de ese momento en la taquilla del teatro

• Una vez iniciado el concierto sólo se permitirá el ingreso a la sala en los momentos previamente indicados por los artistas. 

• No se permite el ingreso de niños menores de seis (6) años.

Teléfono: 3792949 Ext 140 -132 / Comunicaciones@clena.org 

Hoy comienza la séptima versión de PoeMaRío 2014.

 Poemario Horizontal

PoeMaRío VII

Festival Internacional de Poesía en el Caribe
Barranquilla, 23 al 27 de Julio, 2014                                 
Río y Mar de las Palabras
HOMENAJE   A  Rafael Caneva
 

CON LOS AUSPICIOS DE LA SECRETARÍA DISTRITAL DE CULTURA, PATRIMONIO Y TURISMO, LA CORPORACIÓN LUIS EDUARDO NIETO ARTETA, LA SECRETARÍA DE CULTURA Y PATRIMONIO DEL ATLÁNTICO, PROMIGAS, EL BANCO DE LA REPÚBLICA Y LA FUNDACIÓN CULTURAL NUEVA MÚSICA.

PoeMaRío es un evento de la Biblioteca Piloto del Caribe. La organización, ejecución y dirección de PoeMaRío está a cargo de un equipo al frente del cual está su director Miguel Iriarte, poeta, ensayista, gestor cultural y catedrático universitario. Esta séptima versión se inscribe también en el marco de la celebración de los 20 años de la Corporación Luis Eduardo Nieto Arteta, entidad cultural a la que está adscrita la Biblioteca Piloto del Caribe. Y en alianza con la Fería Itinerante de Libreros Independientes de la ACLI.

 

ANTECEDENTES

PoeMaRío nació como un nuevo proyecto cultural que aprovechó, redefinió y proyectó la experiencia del evento denominado Poetas del Mundo en Barranquilla, con once años de experiencia consecutiva, coordinado por Miguel Iriarte, desde 1997 a 2008, como una extensión del Festival Internacional de Poesía de Medellín. En el marco de esa trayectoria visitaron la ciudad de Barranquilla importantes poetas internacionales como Kama Kamanda (Congo), Peter Boyle (Australia), Ersi Sotiropoulo (Grecia), Takashi Arima (Japón), Justo Jorge Padrón (Islas Canarias), Juan Ramón Saravia (Salvador), Kasuko Shiraisi (Japón), Francisco Madariaga (Argentina), Miguel Donoso Pareja (Ecuador), Fernando Cazón Vera (Ecuador) Franca Bacciega (Italia), Juan Vicente Piqueras (España), Musaemura Simunya (Simbawe), Dumitru Ion (Rumania), Abbas Baydoum (LIbano), Americo Ferrari (Perú), Kofi Anyidoho (Ghana), Omar Lara (Chile), Zein el Abedin Fouad (Egipto), Vicente Rodríguez Nietzsche (Puerto Rico), Malak Mustafá (Siria), Kostis Gimosoulis (Grecia), Carlos Osorio Granados (Venezuela), Eduardo Espina (Uruguay), Muhsin Al-Ramli (Irak), Toyin Adewale (Nigeria), Natalia Toledo (México), Antanas Jonynas (Lituania).

 

A esa extensa nómina de poetas internacionales que visitaron la ciudad entre 1997 a 2007 se han sumado ahora nombres como los de Benjamin Ramón (Panamá), Alberto Rodríguez Tosca (Cuba), Stephan Chaumet (Francia), Ramón Mendoza (Cuba), Carlos Angulo (Venezuela), René Rodríguez Soriano (Rep. Dominicana),  Jean Dany-Joachim (Haití), Deth Guerreiros (Brasil). Diego Valverde Villena (Perú). Enrique Noriega (Guatemala). Luis Hernández (Cuba), Alex Fleites (Cuba). MariaLuz Albuja (Ecuador). Betsimar Sepúlveda (Venezuela), Rodney Saint-Eloit (Haiti), Margarita Laso (Ecuador), Frank Báez (Rep. Dominicana), Mario Bojórquez (México), Marlene Zertuche (México), Marta Cwielong, Carolina Zamudio (Argentina), Ingrid Fitchner (Alemania), y Gabriel Okoundji (Congo), entre otros.

Importantes son también los poetas nacionales, regionales y locales que han hecho parte de este festival, como de Rómulo Bustos (Bolívar), Pedro Blas Julio (Bolívar), Gustavo Tatis (Córdoba), Fernando Linero (Magdalena), Joaquín Mattos (Magdalena), Patricia Iriarte (Sucre), John Junieles (Sucre), José Ramón Mercado (Sucre), Margarita Vélez (Sucre), John Better (Atlántico), Nora Carbonell (Atlántico), Tallulah Flores (Atlántico), Mónica Gontovnik (Atlántico), Antonio Silvera (Atlántico), Luis Mallarino (Atlántico), Carlos E. Pachón (Meta). Catalina Ruiz Navarro (Atlántico). Cristo Garcia (Sucre), Dora Berdugo (Bolívar), Hernán Vargascarreño (Santander), José Zuleta (Valle), Lázaro Valdelamar (Bolívar), Lya Sierra (Atlántico), Margarita Galindo (Atlántico), Monique Facuseh (Magdalena), Roberto Nuñez (Atlántico), Solenys Herrera (Guajira), Juan Carlos Céspedes (Bolivar), Guillermo Martínez (Huila), Ela Cuavas (Córdoba), Mayra Díaz (Atlántico), Fernando Denis (Magdalena), Lucía Estrada (Antioquia), Horacio Benavides (Cauca), Federico Diazgranados (Cundinamarca), Mery Yolanda Sánchez (Tolima), José Luis Hereyra (Atlántico), Gustavo Arrieta (Magdalena), Martin Salas (Córdoba), Iveth Noriega (Atlántico), Ana Milena Puerta (Valle), Juan Felipe Robledo (Bogotá) Federico Diazgranados (Bogotá), Bibiana Bernal (Quindío), Piedad Bonnett (Antioquia), entre muchos otros.

 

LOCALIZACIÓN

El radio de acción de Poemario será el área metropolitana de Barranquilla, Colombia, en diversos espacios: La Biblioteca Piloto del Caribe, La Plaza de la Aduana, La Plaza de la Paz, la Feria Intinerante de Libreros Independientes, La Sala Teatro, el Barrio Simón Bolívar, el Barrio Abajo, el Instituto Experimental del Atlántico, la Biblioteca Popular de la Paz, el Teatro Amira de la Rosa, la Biblioteca Departamental Meira Delmar, y tres espacios culturales en el departamento del Atlántico: Salgar, Puerto Colombia y Tubará.

Como en el año anterior, este año PoeMaRío ha hecho alianza con la Feria Itinerante de Libreros Independientes para desarrollar conjuntamente toda una serie de actividades relacionadas con el libro, la lectura, la edición, el teatro, el cine, y desde luego la poesía. La sede de esta feria estará ubicado en un punto estratégico de la nueva Plaza de la Paz de Barranquilla.

NÓMINA DE POETAS INVITADOS, 2014    

Ninoska Laya Pereira (Venezuela), Pedro Granados (Perú), Marta Cwielong (Argentina), Marta Miranda (Argentina), Gloria Young (Panamá), Arysteides Turpana (Panamá), Marcia Mogro (Bolivia), Lorena Flores Moscoso (Guatemala), Lucía Estrada (Antioquia), Luis Fernanda Trujillo (Bogotá), Tomás González (Valle), Robinson Quintero Ruiz (Atlántico), Alex Fleites (Cuba), John Better (Atlco.), Patricia Iriarte (Sucre), Amada Rosa Terán (Sucre), Rodolfo Lara (Bólívar), Mónica Gontovnik (Atlántico), Carlos Polo (Atlco.), Beatriz Vanegas (Santander), Clímaco Pérez (Guajira), Oscar Parra (Guajira),Tallulah Flores (Atlántico), Jesús Buelvas (Bolívar), Maitala Fé (Atlántico), Nohora Carbonell (Atlántico), Margarita Vélez (Bolívar), Leo Castillo (Bolívar), Joaquín Mattos Omar (Magdalena), entre otros.

 

 

Enrique Lamas en los 20 años de CLENA

lamas y logods

 

Enmarcada en la celebración de los 20 años de la CLENA, el próximo jueves 10 de julio tendrá lugar la inauguración de la exposición del artista chileno-barranquillero Enrique Lamas.

Jueves, 10 de julio, 6:30 p.m.
Galería de la Aduana
“Todo lamas”, exposición conmemorativa en los 20 años de CLENA

Enmarcada en la celebración de los 20 años de la Corporación Luis Eduardo Nieto Arteta, el próximo jueves 10 de julio tendrá lugar la inauguración de la exposición del artista chileno-barranquillero Enrique Lamas, radicado en nuestra ciudad desde hace más de cuarenta años.
Dibujante, pintor, pianista, gran conversador y autor de interesantes notas biográficas, la apertura de la exposición estará precedida por un diálogo con el artista que tendrá como escenario el Auditorio Mario Santo Domingo, donde lamas hablará de su vida de artista, de la música, de sus libros, pintará en vivo y en directo y tocará además el piano.
Luego se pasará a la Galería y la Pinacoteca de la Aduana, espacios donde estará colgada la muestra “Todo Lamas“, que recoge una selección especial de su obra desde sus primeros trabajos en la década del 60 hasta su obra más reciente.

Como marco musical de este evento, la Orquesta Filarmónica Metropolitana tendrá a su cargo la realización de un concierto en la Plaza de la Aduana.
La entrada es libre y gratuita

Lanzamiento del libro “De la gloria al olvido”

 

libro para blog

 
BIBLIOTECA PILOTO DEL CARIBE
Viernes 11 de julio, 6:30 p.m.
Lanzamiento del libro  “De la gloria al olvido” 
Invitados especiales: Álvaro Mendoza y Enrique Yidi
Auditorio Mario Santo Domingo
Biblioteca Piloto del Caribe/ fundación Puerto Colombia 
 

Luego de muchos años de investigación, Enrique Yidi y Álvaro Mendoza han compilado en una edición de lujo la historia del hundimiento del vapor alemán, Prinz August Wilhelm en el año 1918 en el municipio de Puerto Colombia.

Esta magnífica obra titulada “DE LA GLORIA AL OLVIDO”, además de contar los hechos que llevaron a que el buque fuera sumergido en las aguas del municipio por su propia tripulación, contiene cientos de fotografías de la historia de la familia imperial alemana propietaria de la embarcación, tiquetes de los itinerarios de viajes, rutas de navegación, objetos encontrados y las condiciones de cómo está el barco actualmente bajo 45 pies de profundidad en aguas de Puerto Colombia.

La presentación de este libro es un gran acontecimiento para la historia del Departamento y el país, ya que detrás de este suceso, catalogado como el evento internacional más importante para Colombia durante los 4 años de la Primera Guerra Mundial, se destaca la situación política nacional y el papel de los buques alemanes y sus colonias durante la guerra. También el rol de Puerto Colombia como escenario portuario con la llegada de los primeros buques y como se fue organizando Barranquilla alrededor del comercio internacional y las divisiones políticas generadas por el conflicto.

La Fundación Puerto Colombia en alianza con la Corporación Luis Eduardo Nieto Arteta (CLENA), invita a todos los periodistas de la ciudad a una rueda de prensa, con la presencia los autores del libro De la Gloria al Olvido, este martes 8 de julio a las 9:00 a.m. en Centro Comercial Buenavista 2Piso 4 – Estadio Virtual.

El público de Puerto Colombia podrá conocer mas detalles de esta publicación el Jueves 10 de julio a las 6:00 p.m.en la Estación Ferrocarril y el público residente en la ciudad de Barranquilla el viernes 11 de julio a las 6:30 p.m. en la Biblioteca Piloto del Caribe, Auditorio Mario Santodomingo.

Exposición de Federico Rivera en la Galería de la Aduana

  actualidad junio 1

 

CON LOS AUSPICIOS DE LA CORPORACIÓN LUIS EDUARDO NIETO ARTETA, LA SECRETARÍA DISTRITAL DE CULTURA, PATRIMONIO Y TURISMO DE BARRANQUILLA Y RON SANTERO.

EL TALLER DE FEDERICO RIVERA

Miguel Iriarte

(Poeta – Director de la Biblioteca Piloto del Caribe)

 El talento y la capacidad creativa de Federico Rivera han sido reconocidos, valorados y celebrados desde hace tres décadas en el ámbito de las artes plásticas del Caribe colombiano, especialmente en Barranquilla, pero también en importantes espacios culturales a nivel nacional y a nivel internacional.

Su aprendizaje, como el de tantos otros artistas de la pintura, se forjó en los rigurosos talleres de diseño e ilustración de los estudios de Arquitectura, escuelas que entre nosotros han albergado experiencias y han cosechado talentos magistrales del arte de la acuarela en Colombia, como Giancarlo Machi, Manuel de los Ríos, Roberto Angulo y Néstor Loaiza, para sólo nombrar unas cuantas figuras en las que concurren indistintamente maestros y estudiantes que también son maestros.

Precisamente del taller de acuarelista de Manuel de los Ríos procede este artista que desde los inicios de los años 80 empezó a cosechar importantes reconocimientos como un destacado cultor de esta particularísima técnica pictórica.

Pero Rivera no se quedó rondando solamente esos laureles. Cuando sintió, no agotado, pero sí respetuosamente transitado el camino de la acuarela, muy rápido sintió el reclamo de otras técnicas expresivas que sin duda le plantearían nuevos desafíos creativos, temáticos y técnicos, en donde, de tanto en tanto, en matices y pasajes de su nueva pintura, aparecen claros los reflejos acuosos de su primer lenguaje, logrando ahora momentos ciertamente interesantes en los que transita, con esa propiedad que es ya una marca de su estilo, de la figura a lo abstracto y viceversa asumiendo con similar soltura cada propósito.

Rivera, además, es un artista que atiende, inscrito en el programa de un creador contemporáneo, a lo que le plantean el poder aleatorio del azar y los sueños, que él trabaja con razón e intuición conjugadas, como cuando aparecen por primera vez en su mente las imágenes impensables de las formas escultóricas que parecen asomarse primero en sus pinturas y que luego saltan al mundo tridimensional para recordarnos amorosas alusiones creativas a importantes maestros universales de la escultura de estos tiempos.

Esta exposición es una buena oportunidad para entender la evolución de sus lenguajes.

Sobre el artista

Nacido en Barranquilla, Colombia, 10 de febrero de 1957. Arquitecto y excatedrático de la Universidad Autónoma del Caribe. Premio Nacional Hernando Lemeitre – Acuarela, Museo de Antioquia (1983); Primera Mención de Honor Nacional Francisco Ochoa – Acuarela, Museo de Antioquia (1983); Seleccionado Arte Joven, Museo de Antioquia (1983); Proyecto en Memoria a Antonio Gaudi (2004); Mención de Honor, Grado a la Excelencia – Teatro Bellas Artes,Barranquilla (2011); IX Biennale Internazionale d”Arte contemporánea, Florencia , Italia, 2013; BArranquillarte, barranquilla, 2013; ARS Antiqua Galería, La Propia, Barranquilla, 2013; 18 exposiciones individuales, 40 exposiciones colectivas.

 

Libro Piloto:Labor de taracea

Libro piloto junio 2014-1

 

No nos quepa duda que la novela es el género literario  de este siglo. Y tampoco de que se viene predicando su crisis. Cuando ésta apareció el verso habría de morir. Sin embargo Jorge Volpi en su novela Oscuro bosque oscuro afirma que en su novela usa el verso libre  como recurso narrativo y en  su collage  escritural  nos  provoca diciendo  que la ausencia de puntos convierte el texto en una larga plegaria y la vuelve, en efecto, vertiginosa. Leo  Castillo desarrolla una que denomina, acuñando la expresión, técnica de tableteo, trabajo novedosamente experimental en que, a lo largo de 180 apretadísimas páginas, campante, solo emplea el punto y seguido, prescindiendo de la coma, punto y coma, dos puntos, paréntisis, etc.: una novela a fuerza de solo punto y seguido, que, sin embargo, al ser leída en voz alta, resulta de una sorprendente calidad oral.

En tratándose de Colombia sería de esperarse que la técnica fuera más de ametralladora que no de tabletas electrónicas, tan de modas  hoy en día. Y luego se le ha planteado  a las ediciones de libros  la aparición de otro adversario catastrófico, la digitalización del texto.

Primero las editoriales colombianas le declararon la guerra muerte a la poesía, que no había podido superar la aparición histórica de la prosa, y ahora cancelaron las ediciones de novela en Colombia. Tal parece que estuviésemos llegando al fin de la era gutemberg. Fue el mismo McLuhan quien señalara en su marxismo de país industrializado  que los logros electrónicos que han puesto fin a la monotonía de la era gutemberg también crearían una pasividad intelectual  en las sociedades industrializadas. ¿Cómo se atreve entonces un hombre desde Barranquilla a editar su novela Labor de Taracea?

Si  nos atenemos  a la definición de los formalistas rusos, quienes consideran  a la novela  como una acumulación de relatos  a través de un personaje constante o el de la sociología mediante el cual múltiples relatos son orgánicamente sintetizados a través de un personaje central, el texto sale muy bien librado. En efecto, el autor hilvana  los episodios de la novela a la manera bocacciana, convirtiéndose los capítulos en verdaderos relatos urbanos de un crimen serial, encuadrando  los capítulos finales con los posibles testimonios que dieron origen a la angustia del personaje (protagonista-narrador-detective empírico según la tradición de Poe o Sir Arthur Connan Doyle.)

Tenemos así un narrador guarecido tras una careta veneciana. Los capítulos, en que el narrador asume la primera persona, hacen gala de un lirismo militante en su lenguaje de picaresca urbana. Caricaturas, máscaras que producen  las sociedades que han acuñado el odioso epíteto de desechables para quienes no ha habido oportunidades. Un universo de crapulosos, seres abisales de los antros urbanos, subproductos de los avaricia del poseedor. Aquí parece erguirse la figura del Lazarillo, que en su época como ahora, reflejan la vida de sociedades que caen a la sima de la pobreza y el poderío comienza  a declinar. Los economistas perversos  del neoliberalismo tildan a estos “humanoides” de neonómadas, como si los productos alimenticios en los abarrotes se presentaran como regalo de la naturaleza y no como mercancía  con la que se especula para producir riqueza desmedida.

Debo señalar además cómo Labor de taracea, la novela de Leo Castillo, en sus capítulos finales, acude al testimonio. Sorpresa. El narrador finge, a la manera decimonónica, recomendando cómo leer el manuscrito. Vamos a tomarlo como un aspecto lúdico, en que el texto encuentra su unidad  novelada  a la manera de la novela de no-ficción, característica de ciertos  narradores  norteamericanos, entre ellos Truman Capote. Pierde  así la novela  su carácter sacrosanto y se hace sacrílega; rompe el carácter del presupuesto épico tradicional y redefine una épica de lo cotidiano. Por eso el personaje tejió su obra en forma mundana, con personajes y ambientes plebeyos y otros no tanto y la mística que persigue en el destino de la pesadilla, humanamente su propia liberación de sí mismo como escritor. Las comparaciones establecen jerarquías: Marvel Moreno describió las veleidades de los burgueses de Barranquilla; Alvaro Cepeda deja entrever el espíritu  huelguístico en la Casa Grande por el sustrato del anarquismo italiano y Leo Castillo acaso su protagonista, en su vida espiritual  en contraste con la pobreza lumpen descrita, no decae porque siempre tiene prendida la tea de la revolución francesa. Por encima del nutrido recurso de la intertextualidad desplegada aquí, Labor de taracea embosca la conciencia, el tejido social, la falta de sensibilidad, el antihumanismo en forma de zoologismo.

En el capítulo XXV, ante el asombro de quienes ven a un habitante callejero declamar haikai japoneses y jarchas medievales, se exclama: miren un indigente que sabe escribir. Quiero, al contrario, pero tomando la voz callejera, origen de la novela, escribir: lean a Leo, un novelista que sabe escribir.

Tercera convocatoria del Clan de Lectura Crítica

Etiquetas

,

bannersAbril-02

 CON LOS AUSPICIOS DE LA CORPORACIÓN LUIS EDUARDO NIETO ARTETA, LA SECRETARÍA DISTRITAL DE CULTURA, PATRIMONIO Y TURISMO DE BARRANQUILLA

Bienvenidos al Clan de Lectura

El Clan de Lectura Crítica es el club de lectura de la Biblioteca Piloto del Caribe (BPC), entidad adscrita a la Corporación Luis Eduardo Nieto Arteta (Clena), con sede en Barranquilla, Colombia.

El Clan de Lectura inició actividades el sábado16 de febrero de 2013. Sus miembros se reúnen cada 15 días, los días sábados, de 9: 30 a.m. a 12 m., en la BPC,  a comentar y discutir los libros que cada uno de ellos ha leído previamente en solitario en su casa o en su lugar preferido.

         Cada libro es escogido por votación de entre una serie de candidatos propuestos por el coordinador del club, quien, sin embargo, acepta también sugerencias de los miembros del club en esta materia.

La programación de títulos de libros a leer se elabora por trimestre. En ocasiones, dicha programación trimestral tiene un carácter de ciclo unitario, de acuerdo con diversos criterios: por autor, género, tema, movimiento literario, período histórico, etc.

 REQUISITOS PARA MIEMBROS PRESENCIALES

Como requisito dé inscripción a los futuros miembros del club, se le pedirá a cada aspirante elaborar un breve texto donde de respuesta a los siguientes ítems :

1. Perfil de sí mismo como lector

2.¿ Por qué quiere pertenecer al club, qué espera de éste?.

3. ¿Qué tipos de libros le gustan?

4. ¿Cuáles son los libros que más huellas han dejado en usted?

*Envió de textos : Del Lunes 31 de Marzo al  18 de  Abril.

*Abierta a todos los interesados a partir de los 18 años de edad.

Las sesiones tendrían lugar cada 15 días en la sede de la BPC.

 

HAZTE SOCIO VIRTUAL Y DISFRUTA DEL PLACER DE COMPARTIR  LA LECTURA

         Ahora hemos decidido ampliar nuestro número de integrantes de manera virtual a través de este grupo de Facebook. Te invitamos, pues, a registrarte en este sitio y, de este modo, a hacerte socio virtual del Clan de Lectura.  Ingresa al clan virtual en el siguiente link  https://www.facebook.com/groups/clandelectura/?fref=ts

Ten en cuenta lo siguiente:

  • Cada tres meses te daremos a conocer una lista de 10 títulos en promedio para que votes por cuatro de ellos. Los cuatro más votados conformarán el calendario trimestral de lectura, teniendo en cuenta lo siguiente: dos de esos libros serán leídos, cada uno, en un período de 15 días, por lo que su extensión debe girar alrededor de las 200 páginas (250 pp. como máximo); y los otros dos serán leídos, cada uno, en el lapso de un mes, por lo que su extensión debe girar alrededor de las 400 páginas (500 pp. como máximo).
  • En la programación, te indicaremos las fechas límite para la lectura de cada libro. Al cumplirse dichas fechas límite (en ningún caso antes) y hasta por los tres días siguientes a éstas, realizarás tu participación posteando aquí tus análisis, observaciones y comentarios sobre el libro respectivo. También podrás interactuar formulando tus puntos de vista con respecto a las opiniones y comentarios de los demás, y de ese modo tomar parte en la tertulia virtual del Clan de Lectura.
  • Asimismo, puedes enviarnos preguntas, noticias o cualquier otro dato de interés sobre los libros y autores leídos, o, en general, sobre el fascinante mundo de la literatura.

Ingresa al clan virtual en el siguiente link  https://www.facebook.com/groups/clandelectura/?fref=ts

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.032 seguidores