MAÑANA, VIERNES 21 DE SEPTIEMBRE, 7:00 P.M.
BIBLIOTECA PILOTO DEL CARIBE
(Auditorio Mario Santo Domingo)
RECITAL DE POEMAS VISUALES
Poeta invitado: Mario Cervantes

La poesía visual es una forma experimental en la que la imagen, el elemento plástico, en todas sus facetas, técnicas y soportes, predomina sobre el resto de los componentes. Esta forma de poesía no verbal, constituye un género propio, y en el campo de la experimentación, sus creadores se mueven en la frontera entre los géneros y las artes, como la pintura , acción poética, eteatro, la música y la misma lírica discursiva, dando lugar a diversas formas de poética: poesía visual, poesía objetualpoesía fonéticapoesía sonorapoema acción, pseudovisual. Relacionada íntimamente con el Arte postal, los límites de ambos están poco definidos en la mayoría de ocasiones.

En un poema visual hay dos componentes fundamentales, el icónico y el verbal, aunque también puede participar en su aspecto visual el lenguaje sonoro, el fonético, el lenguaje matemático, etc. Estos lenguajes hacen que su esencia difiera de la poesía verbal. En su estudio han de tenerse en cuenta elementos como el uso de la tipografía, el uso del color o su ausencia, la disposición del espacio, la inclusión del diseño gráfico… En general, lo verbal y lo icónico convergen en una forma de arte de síntesis, en una forma de poesía iconoclasta y lejos de la poesía verbal o textual convencional. Una poesía para ser vista.

Aunque parezca una novedad, la poesía visual remonta sus orígenes a los antiguos caligramas y poemas figurativos del poeta griegSimmias de Rodas hacia el año 300 a. C. y más modernamente los caligramas del poeta vanguardista francés Guillaume Apollinaire quien realmente quien reactualiza el género con sus caligramas famosos caligramas.

A principios del siglo XX los movimientos de vanguardia europeos, el futurismo, dadá, el surrealismo y el cubismo crean un contexto de experimentación creativa a todos los niveles que conviene muy favorablemente a la búsqueda de nuevas formas de plasticidad y visualidad de la palabra y de otras formas de escritura poética con sus caligramas y el uso innovador de la tipografía, el collage y los usos experimentales de la disposición del verso en el espacio.

Pero sin duda uno de los nombres que aprestigia el género en los terrenos de lo artístico desde los años 30 hasta su muerte relativamente reciente es el maestro catalán Joan Brossa quien practica una poesía pluridisciplinar (letrista, visual, objetual, urbana, escénica, musical…) que va a ejercer una enorme influencia en todas las generaciones de poetas visuales europeos e hispanoamericanos.

En Colombia, ya hay una importante corriente de cultores de este género, pero en el Caribe colombiano es una modalidad que prácticamente no cuenta con una importante difusión ni espacios. Por eso es importante el trabajo que hace en Barranquilla un poeta como Mario Cervantes, nacido en Barranquilla, 1971, con estudios de Filosofía en la Universidad del Atlántico, autodidacta en poesía visual, pero con muchos trabajos precisamente publicados en revistas virtuales  como La Casa de Asterión #s 13 y 20, en Colombia; en la revistas virtuales La Tzará #s 4-5 y Poesía visual, de Argentina; en la revista Zunái –sección Poemas-, de Brasil; en la revista Desliz #1, de Cuba; en la revista IgnorArte –Agosto de 2008, de México; en Veneno #163, de España; en Word for Word #s 15 y 17, de Estados Unidos.

También ha publicado trabajos en revistas impresas como Tsé-Tsé #16 y La Hoja M #3, de Argentina; y Big Ode #7, de Portugal. Participó también en la antología GrammaVisual, 2006, de España; así como en la muestra de Poesía Visual en el marco del Congreso La Universidad Desconocida (Agosto de 2009 en Santiago de Chile).

Y ha incursionado también en la poesía tradicional escribiendo una serie de prosas poéticas intitulada Tatuajes (inédita).

Anuncios