JUEVES 8 DE NOVIEMBRE, 7:30 P.M.
BIBLIOTECA PILOTO DEL CARIBE
Galería y Pinacoteca de la Aduana
DE MAR Y DE LUNA
Exposición de María Isabel Castro

CON EL AUSPICIO DE LA CORPORACIÓN LUIS EDUARDO NIETO ARTETA Y LA SECRETARÍA DISTRITAL DE CULTURA, PATRIMONIO Y TURISMO 

Esta es la segunda exposición que la artista María Isabel Castro, barranquillera radicada en Quito (Ecuador) desde hace un par de décadas, realiza en nuestra galería, luego de su primera muestra exhibida en abril de 2004 bajo el título de Mar y Luna en abril. En esta ocasión la artista nos ofrece un rastro reconocible de sus trabajos anteriores, pero también señala claramente una nueva iniciativa de representación que marca y distingue el rumbo de otras formas de su estilo para asumir un nuevo discurso de lo abstracto en el que se lee una suelta comodidad para el manejo libre y creativo de las ideas y los colores. La huella muestra la trayectoria pero el rumbo sugiere que el regreso no es posible.

La exposición que inauguramos el próximo jueves 8 de noviembre, además de las nuevas obras de la Castro nos devuelve la palabra y la presencia de otro importante artista barranquillero radicado hace algunos años en los Estados Unidos. Se trata del pintor y curador Daniel Angulo-Ruiz, quien en una breve y ambiciosa nota que acompaña la tarjeta de invitación a esta muestra hace una muy particular aproximación a este nuevo trabajo recogido en De Mar y de Luna: “…Y como no existen pintores sin influencias, aquí, en el campo pictórico de las obras de María Isabel Castro, conviven miles de pintores en un harem perverso que va nutriendo su memoria inconsciente, proyectando nuevos y excitantes elementos, tales como pieles desechables y otras no, en un juego historicista que abarca desde el huella primigenia del ser humano en la tierra hasta el código de barra del último micro chip. Porque la búsqueda del absoluto agazapado en el corazón del arte abstracto, siempre encuentra una arcadia natural anterior al hombre, donde sobrevive la condición impoluta y eterna de vencer a la muerte a través de la belleza díscola e irreverente, que nada como Ofelia desnuda en un “Mar tranquilliatis”, rodeada de un “Carrusel de Hipocampus” impregnados por los “Latigazos de Espuma” producidos por el “Mágico Desove” de “Lebranches” en celo; esencia pura, “Catarsis Caribe”, como la obra de María Isabel Castro”.

La artista estudió en la Universidad Autónoma del Caribe Diseño de Interiores, realizó algunos semestres de Arquitectura y allí mismo incursionó en la docencia universitaria varios años. En su formación inicial fueron decisivos los maestros de la plástica del Caribe colombiano, Álvaro Herazo y Guillermo Ardila; sin embargo, en el plano de la creación, las disciplinas del arte y el diseño siempre han estado cruzadas en el mismo camino. En la búsqueda de nuevos conocimientos, viajó a México D.F. en donde estuvo radicada durante una década, y donde estudió Diseño Gráfico con especialidad en Historia del Arte, en la Universidad Iberoamericana, y más tarde un diplomado en Diseño Digital en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM-Azcapotzalco).

Desde 1995 reside en Quito, Ecuador. Fue docente en el área de Diseño integral en la Pontificia Universidad Católica del Ecuador. Actualmente está vinculada al Taller de Artes Plásticas del Maestro Antonio Arias, así como al frente de su estudio de “Diseño Integral CASTRO&BOSSANO.”

Esta exposición estará a disposición del público interesado hasta el día 30 de noviembre en el horario habitual de la Biblioteca Piloto del Caribe: de lunes a viernes en jornada continua de 8:00 A.M. a 5:00 P.M. y sábados de 8:00 A.M. a 1:00 A.M.

Anuncios