Imprimir

BIBLIOTECA PILOTO DEL CARIBE
ARCHIVO HISTÓRICO DEL ATLÁNTICO
(Auditorio Mario Santo Domingo)
MIÉRCOLES 19, JUEVES 20 Y VIERNES 21
 
 

RAZONES PARA VOLVER A NIETO ARTETA

En los 100 años del natalicio del pensador barranquillero

 

Con el objeto de conmemorar los 100 años del natalicio de uno de los intelectuales más destacados que ha tenido esta ciudad y el Caribe colombiano,  y uno de los pensadores imprescindibles en la historia de las ideas modernas en Colombia, la Biblioteca Piloto del Caribe y su revista de investigación, arte y cultura víacuarenta han querido rendir el más sentido testimonio de  respeto y admiración al maestro Luis Eduardo Nieto Arteta, el hombre cuya trascendencia de vida y obra encarna hoy, y desde hace 20 años, en el proyecto cultural que tiene su sede en el antiguo edificio de la Aduana de Barranquilla, y lleva su nombre con especial orgullo.

Este número especial de nuestra revista se enmarca en las jornadas de reflexión, análisis y promulgación  acerca de la vida y obra de Nieto Arteta, así como de los diversos materiales y aproximaciones intelectuales sobre la importancia y vigencia de su pensamiento, a cargo de un importante grupo de académicos convocados para tal efecto. Todo ello posibilitado y auspiciado por instituciones como la Corporación Luis Eduardo Nieto Arteta, el Banco de la República, el Archivo Histórico del Atlántico, la Secretaría Distrital de Cultura, Turismo y Patrimonio, la Biblioteca Piloto del Caribe y el Programa de Filosofía de la Universidad del Atlántico, en la intención de producir nuevas luces y señales que orienten el interés de las nuevas generaciones hacia la vida y la obra de un auténtico valor intelectual del Caribe colombiano.

En varios sentidos, Nieto Arteta es una asignatura pendiente aún en la cultura colombiana. Autor de una amplia obra que tocaba con igual propiedad la literatura, la sociología, la filosofía, la economía y las ciencias jurídicas, escribió de forma incesante entre sus 15 años hasta su muerte a los 42 dejando en todo ello indiscutibles pruebas de rigor y estilo en el ejercicio de la inteligencia y la cultura.

El filósofo colombiano Rubén Sierra Mejía, al encabezar su Nota sobre la filosofía del derecho de Nieto Arteta, incluida en su libro Ensayos Filosóficos dice lo siguiente: “Pocos escritores colombianos han despertado tantas simpatías en nuestros medios universitarios como Luis Eduardo Nieto Arteta. Estas simpatías, sin embargo, se han centrado por lo general en su obra historiográfica, pues su producción filosófica ha sido prácticamente olvidada. Acaso sea también Nieto Arteta, de los escritores de este  siglo, quien con más urgencia está pidiendo un examen crítico de su obra, que indique sus aportes, señale sus méritos y pronuncie finalmente el veredicto sobre su significación en el ámbito cultural de Colombia.”

Otra opinión que, al venir de una de las inteligencias más cáusticas y demoledoras de la crítica literaria y filosófica en Colombia, entronizada en la respetable academia alemana, merece por tal nuestro respeto y atención, es la del escritor Rafael Gutiérrez-Girardot, quien en su artículo La introducción de la filosofía moderna en Colombia, dice: “Es de justicia reconocer que fueron Rafael Carrillo y Danilo Cruz-Vélez quienes introdujeron la filosofía moderna en Colombia. Pero cierto es que la obra de Luis Eduardo Nieto-Arteta: Lógica, fenomenología y formalismo jurídico (1942) merece una mención en cualquier recuento sobre este capítulo de la historia de la filosofía en Colombia”, aunque dice que no es menos cierto que esa obra fue conocida por muy pocos, acotación que redunda en la certeza ya reconocida de que hace falta todavía ampliar y extender el conocimiento sobre Nieto Arteta y su trabajo entre nosotros.

Esa importancia es la que da razón y mérito al hecho de que hace 20 años prestáramos a Nieto Arteta su nombre para identificar este proyecto cultural que tiene como escenario y sede el antiguo edificio de La Aduana.

Un gesto a la medida de su memoria.

Para revisitar entonces distintos aspectos de su trabajo y sus ideas hemos querido abrir esta jornada académica con el llamado de atención de esta edición monográfica especial del No. 15 de la revista víacuarenta en la que, con el ánimo de dejar un documento que guarde para la historia la incidencias de esta fecha, se recogen en él trabajos de Gonzalo Cataño, el autor colombiano que más ha estudiado a Nieto Arteta, quien en el marco de un balance del pensamiento moderno en Colombia intenta darle un sitio a su figura y a su obra; de Eduardo Bermúdez y Oscar Caicedo, el primero otro estudioso especialmente dedicado al conocimiento de Nieto Arteta quien esta vez ensaya a sintonizar el pensamiento de Nieto Arteta con dos de sus reconocidas influencias: Popper y Kelsen; y de Numas Armando Gil Olivera, quien rastrea a Husserl en las lecturas de Nieto Arteta.

Hay también trabajos de Javier Ferreira Ospino, que desde su especialidad en Hermenéutica Jurídica indaga en las relaciones de Nieto Arteta con la Filosofía del Derecho, y nos muestra también, en otro lado, luego de muchos años, los resultados de una revisión del estado del arte sobre los trabajos de y sobre Nieto Arteta que guarda el pequeño centro de documentación que reposa en la Sala Nieto Arteta de la Biblioteca Piloto del Caribe; de José Daniel García quien en breves e intensas páginas se acerca a la significación humanística de Nieto Arteta, a la luz de la hora actual de la ciudad y del país; Juan Pabón Arrieta, jurista que también trabaja a Nieto Arteta en su camino hacia la Hermenéutica jurídica; y unas páginas del filósofo Nelson Barros Cantillo, quien con su “pluma de Belcebú” hace un balance demoledor de la figura de Nieto Arteta en el contexto de una pobre tradición del pensamiento en Colombia.

Un registro especial merece la vinculación musical que ha realizado el maestro Francisco Zumaqué creando en exclusiva una obra especialmente dedicada a la figura de Nieto Arteta, titulada Corazón trágico, y cuya partitura aparece en este último número de nuestra revista.

Cierra la revista un dossier reservado al rescate de dos ensayos de divulgación filosófica del propio Nieto Arteta, los tituladosNaturaleza, Historia y Cultura Dos dialécticas: Marx y Proudhon, dos materiales sólo publicados en sendas revistas universitarias a mediados de los años 40, y en los que podemos sentir a cabalidad la interesante escritura de Nieto Arteta, su trato con las palabras y las ideas, así como su manera de ensayar a través de sus lecturas, sus referentes conceptuales y la arquitectura misma de su propio pensamiento. Completan este dossier una selección de páginas del sorprendente diario juvenil de nuestro personaje, cuyas anotaciones, agudas, perspicaces, irónicas, enamoradas, angustiadas, jubilosas, se constituyen desde ya en material de privilegio a la hora de acercarse a su historia intelectual, sus preocupaciones vitales y filosóficas y el mundo de sus emociones y sus relaciones con los otros y con el mundo.

El programa académico está a cargo de los maestros Hernán Rivas Ortiz, jurista, Notario y autor de dos libros sobre Nieto Arteta; Gonzalo Cataño cuyo nuevo libro sobre Nieto Arteta será presentado por Adolfo Meisel Roca; Eduardo Bermúdez Barrera, nuestro especialista sobre Nieto Arteta en el Caribe colombiano; el filósofo e investigador Numas Armando Gil Olivera; Javier Ferreira Ospino y Juan Pabón Arrieta especialistas en Hermenéutica jurídica, quienes estarán en el Coloquio Nieto Arteta, memoria y vigencia al lado de dos compañeros de juventud de Nieto Arteta: Juan B. Arteta y Mario Alcalá.

Todas estas actividades se llevarán a cabo en dos jornadas durante los días 19, 20 y 21 de junio. Entrada Libre y Gratuita.

(Ver detalles de la programación en el afiche)

Anuncios