Redes sociales

 VIERNES 26 DE SEPTIEMBRE, 5:00 P.M.
BIBLIOTECA PILOTO DEL CARIBE
(Hemeroteca de la Aduana)
EN EL MES DEL PATRIMONIO
Conversatorio sobre el edificio caja agraria
INVITADOS ESPECIALES:
Carlos Bell Lemus, Martha Lizcano, José María Fernandez
 
 
 
 

Para cerrar las actividades del Mes del Patrimonio la Corporación Luis Eduardo Nieto Arteta ha querido programar una nueva reflexión de ciudad acerca del edificio de la Caja Agraria de Barranquilla, ícono del Movimiento Moderno en Barranquilla considerado como una de las obras culminantes en la carrera del arquitecto español Fernando Martínez Sanabria; edificio que fue declarado Patrimonio Nacional y Bien de Interés Cultural de la Nación a través del Decreto 1.802 del 19 de octubre de 1995, ratificado más tarde por la Ley 397 de 1997.

“En 1961 se convocó a un concurso arquitectónico para diseñar la nueva sede de la Caja Agraria, edificio que remataría el Paseo Bolívar, un bulevar creado en Barranquilla con el vestigio urbanístico de viejas escorrentías naturales que desembocaban en una laguna. El Paseo Bolívar (en ese entonces, Paseo Colón), que inicia en la plaza de San Nicolás remataba originalmente en los cuarteles del Ejército que tras su demolición en los años 20, cede sus terrenos para crear la actual Plaza de Bolívar y su remate, el Edificio Palma que sería demolido en 1954 tras 26 años de existencia para prolongar el Paseo Bolívar hacia el norte. Tras el fracaso de prolongar el bulevar, con un remate perdido y con un lote vacío, es que se decide entonces convocar el concurso.

La breve historia atrás contada es sentencia y orden para el diseño y preservación del Edificio de la Caja Agraria, diseñado por Fernando Martínez Sanabria luego de ganar el concurso en 1961 con una propuesta audaz que reunía parámetros urbanos para configurar el espacio interior. Él ya tenía una sería preocupación sobre la relación del paisaje próximo con el edificio y de la abstracción de la ciudad hacia él. Su propuesta, muy lejana de los otros lugares que centraban el edificio en el edificio, ganó justamente porque su diseño se centraba en la ciudad y el volumen sólo le respondía a ella”. (Dan Gamboa, Plataformas de Arquitectura)

Defendido por quienes valoran no solo su significación patrimonial y cultural sino la importancia estética y arquitectónica, este edificio es testigo de un momento fundamental en el desarrollo urbano de la ciudad, que contiene un importante obra muralista del maestro Alejandro Obregón, y es hoy por hoy objeto de un proyecto que contempla diversos usos sociales, comerciales y culturales como salas de exposiciones,  cafés, auditorios y un mirador al río.

En el marco de estacoyuntura, los invitados, Arquitecto Carlos Bell Lemus, doctor en Arte y Arquitectura de la Universidad Nacional de Colombia; Martha Sofía Lizcano Angarita, Ph.D. en Historia de la Cultura, Especialista en Conservación y Restauración del Patrimonio;  José María Fernández Amaris, Master en Conservación y rehabilitación del Patrimonio Construido, tres importantes representantes de la arquitectura, la investigación urbana, la historia del arte y el ejercicio académico, desde sus distintas aproximaciones conceptuales, nos recordarán la importancia de este monumento para la historia y la cultura de esta ciudad.

Anuncios