En abril, pinturas de Hugo del Toro en la Aduana‏

11129342_647176178717951_4443704240708563387_n

MAÑANA, MIÉRCOLES 8 DE ABRIL, 7:30 P.M.
BIBLIOTECA PILOTO DEL CARIBE
Pinacoteca de la Aduana
ATMÓSFERAS
Exposición póstuma del vitralista y pintor
Hugo del Toro

NOTICIAS DEL ARTISTA
  • Vitralista 1990. Múltiples trabajos en Bogotá, otras ciudades del país y los Estados Unidos.
  • Ganador como Mejor Vitralista en la Expo Vitral 1995, Bogotá.
  •  Exposición Individual, Galería Libro Café, Cartagena, 2008.
  • Exposición Colectiva, Association des Artistes et Patrimoines, Artistas sin Fronteras, Paris, Francia, 2009.
  • Exposición Internacional, Colectiva de Artistas del Caribe colombiano (Bibiana Vélez, Aura María Mercado, Hugo del Toro, María Eugenia Trujillo, Jean Pierre Accault, Alfredo Piñeres, Bruno Des Grottes, Miguel Francisco Burgos, Alfonso Díaz Uribe, Edgardo Carmona),  “Macondiando”, Espace Alies- Guinard, Paris, Francia, 2013.
  • Exposición individual, “Atmósferas”, Pinacoteca de la Aduana, Barranquilla, 2015.
Vitralista y pintor. Nació en Ciénaga (Magdalena) el 21 de septiembre de 1953 y falleció en Barranquilla el 31 de enero de 2015.Inició estudios de medicina en la Universidad de Cartagena, llegando hasta sus últimos semestres, pero luego de una confrontación con su Alma Mater decidió abandonar la carrera, Cartagena y Colombia y parte rumbo a Francia, en donde inicia, sin saberlo, un pródiga e interesante carrera  en el mundo de las Bellas Artes, comenzando en primer término con la literatura y la poesía, campo en el que dejó una serie de trabajos aún inéditos.

Pero es en la pintura en la que Hugo del Toro encuentra los medios para expresarse con mayor propiedad; sin embargo, gracias a un encargo de su amigo Bernardo Rebolledo para crear un vitral para una obra arquitectónica que éste dirigía en Bogotá, se fue compenetrando con esta técnica en la que llegó a ser un vitralista de reconocidos méritos en el país y fuera de él.

Pero la pintura era definitivamente lo suyo, y a ella regresó para gastar largas horas en su taller en el desarrollo de una búsqueda que le permitiera, con el pincel y el lienzo, el logro de unas atmósferas que no eran solo las que le permitían la luz contra las cosas, sino las que llevaba dentro de sí mismo. Trabajo en el que Hugo del Toro a través de abstracciones y semi abstracciones evoca tiempos, paisajes, vivencias y lo más importante para él: su libertad.

Precisamente, el propio artista, con una muy clara lucidez sobre sus preocupaciones y su oficio, logra expresarlo de esta manera: “Intencionalmente busco en la pintura una expresión libre y espontánea y para ello me valgo fundamentalmente de la intuición. Ataco los cuadros con espíritu de jazzista asumiendo todos los riesgos de la improvisación con tal de acceder a las ventajas de la versatilidad y la sorpresa. Lo que hago es, sencillamente, interpretar cualquier tema con la misma intencionalidad: como jazzista, creando atmósferas.

Los objetos me interesan como contribuyentes a la creación de tales atmósferas en la que habitualmente ellos se desintegran. En síntesis, intento hacer de realidades simples, hechos pictóricos.”

En otra ocasión, para responder a la pregunta de ¿Qué pinta usted? Ha dicho que “…uso pretextos para pintar sensaciones, emociones, estados del alma, atmósferas. Busco una expresión con temperamento, con fuerza, sin reserva. Prefiero la sugestión, la alusión y un texto elemental. Me seducen las formas y los objetos de estructuras inestables, fugaces, efímeras. Me acojo a esa percepción que alguien ha tenido de mi pintura: un punto intermedio entre el abstraccionismo y lo figurativo. Yo me atrevo a confesar que tan sólo busco la libertad”.

Dos: Echeverry & Wanegas mañana en nuestra Galería

11147576_636849203112922_7639427020703469049_n
MIÉRCOLES 8 DE ABRIL, 7:30 P.M.
BIBLIOTECA PILOTO DEL CARIBE
Galería de la Aduana
Dos:
ECHEVERRRI & WANEGAS

Pinturas de Francisco Echeverri Florez
y Viviana Vanegas Fernández
Noticias de los artistas:Francisco Echeverri Flórez es un artista plástico franco y apasionado por su trabajo. Perseverante, celoso de su espacio y de su tiempo para la creación.
Es una figura que se destaca en el horizonte de los artistas de la  ciudad y de la región. Echeverri se toma un tiempo para madurar las ideas  y moldear los sentimientos, dando como resultado obras cargadas de color y texturas.

“Con indudable talento y disciplina, y con un interesante mundo personal por decir, a pesar de su juventud, tuvo la experiencia afortunada y provechosa de hacer parte del taller que desde hace más de 20 años maneja en esta ciudad el maestro Jorge Serrano Sanmiguel, en donde empezó a forjarse un nuevo artista inscrito en un lenguaje reconociblemente contemporáneo, con claros ademanes pictóricos del informalismo abstracto, con una indudable capacidad para crear sentidos tocados de misterio con sus colores, o con agregados textuales o sígnicos, que nos entregan una obra llena de interesantes sugerencias, como ocurrió con los trabajos de su primera exposición.”

En esta obra, la maquinaria humana, compuesta por órganos y fluidos que se ven representados por los colores y texturas que Echeverri utilizapara crear pequeños universos energéticos. Estructuras complejas y diversas que fluyen hacia la reflexión. Una mirada profunda y diferente sobre los cuestionamientos del hombre hacia la vida y hacia el entorno que lo rodea.
.
Por su parte, la artista plástica Viviana Vanegas Fernández,que inició sus primeros trabajos teniendo como motivo la figura humana, luego de explorar otras temáticas, la vemos regresar de una manera mucho más conceptual y crítica a esa motivación inicial para traernos a esta muestra otros alcances estéticos.

Wanegas, como firma sus cuadros, que tiene en un artista como Gustav Klimt una de sus mayores referentes, aunque no influencias, ha realizado talleres de Figura humana con Gonzalo Fuenmayor, en 2012; Producción y montaje de exposiciones de arte Archipelia, 42 Salón Nacional De Artistas, Museo Del Caribe, Barranquilla, en 2010;  y también hizo parte del Taller de Arte con Jorge Serrano 2005 – 2007, en Barranquilla. En Buenos Aires, Argentina, en 2007, realizó un taller de Modelo en Vivo con Carlos Terribilli, Academia Estimulo de las Artes; y otro de Apreciación de Obras de Arte con  Silvina Buffone, Centro Cultural Ricardo Rojas; además de una Clínica de obras con Sergio Bazan; entre otros.

Para la presente muestra, utiliza la muerte como un componente repetitivo es sus obras. Aparece espontáneamente, mezclándose con texturas y colores que camuflan o enaltecen sus propias frustraciones.

El acto poco atractivo de levantamiento de cadáveres se vuelve un momento de reflexión, un juego macabro donde elementos cotidianos  son infringidos sutilmente por  las figuras “infames” de los centros de medicina legal y los animales de rapiña. El buitre, la hiena; animales carroñeros desagradables para la mayoría de los seres humanos, posan con gracia en espacios dirigidos para el glamour y la exuberancia de las grandes estrellas de Hollywood. El dinero y la fama no eximen a sus portadores de la miseria y la decadencia. La muerte como un animal que acecha pacientemente a su presa, espera el momento preciso para atacar.

#Lanzamiento “Caracoles en baile de negros” en la Biblioteca Piloto del Caribe‏

11017228_890076227721162_7028129405061581325_n

LANZAMIENTO DEL LIBRO

CARACOLES 
En baile de Negros

Un proyecto fotográfico de Juan Camilo Segura

JUEVES 26 DE MARZO, 6:30 p.m.

(Auditorio Mario Santo Domingo)
Invita : Biblioteca Pilotro del Caribe 

Publicación de editorial La Iguana Ciega con texto de Adlai Stevenson Samper

Juan  Camilo Segura es un destacado fotógrafo colombiano que se inició como trabajador de las artes escénicas, hizo parte de diferentes grupos teatrales nacionales, fue cofundador del colectivo teatral La Papaya Partía, grupo en el cual hizo parte del colectivo musical con el que visitó Barranquilla hace 30 años, y luego se convirtió en uno de los fotógrafos más sobresalientes del país consagrado en registrar el quehacer teatral colombiano “transmitiendo ante todo la presencia del actor en la soledad existencial del escenario” como definió su trabajo el maestro Carlos José Reyes, oficio con el cual ha participado en importantes eventos nacionales e internacionales.

El ojo de Juan Camilo Segura, al que me he referido ya en varias ocasiones, de frente y de reojo, desde que tengo la oportunidad de conocer y disfrutar su trabajo versátil y creativo, tiene un talento que sabe hallar en el siempre milagroso hecho fotográfico, ya esté referido a las imágenes escénicas de una obra teatral, a un objeto aparentemente anodino, o en una escena callejera del Carnaval de Barranquilla, el pretexto para ofrecernos una imagen diferente de aquello que ya sabemos visto y procesado pero que su ojo de fotógrafo se permite reinventar bien sea desde el inocente ademán convencional de la foto analógica o bien desde cualquier asombroso procedimiento experimental con el que agrega o resta razones al pretexto inicial y produce siempre un hecho excepcional para la mirada del otro. La nuestra.

Y es precisamente ese poder transformador el que ha hecho de J.C. Segura un fotógrafo de extraordinaria fuerza creativa, desarrollando en este oficio un ojo pintor que ha ido evolucionando hacia un ojo narrador que mantiene a la imagen moviéndose en ese universo teatral, circense, fundamentalmente escénico, al que este artista ha estado siempre vinculado. Es como si la gestualidad permanente del actor en escena no quedara detenida en el congelamiento de la fotografía y recibiera de manos de J.C. Segura la invitación a ese último movimiento en el que casi siempre se traspasan los códigos de un lenguaje que ya es otro. Y todo esto en virtud de un quehacer artístico en el que la creatividad, la experimentación y la imaginación son instrumentos de una libertad expresiva que sólo posibilitan en el artista la seguridad del conocimiento y la certeza del dominio técnico.

La elección del motivo y la decisión de contar el cuento con el mismo ánimo creativo con el que lo haría un cineasta representa un acierto indiscutible de este fotógrafo que ahora nos cuenta, como lo hizo hace unos años con los pescadores con cometas de las Bocas de Ceniza, la historia de este baile de negros ataviados con caracoles de río que una vez por allá a mediados de la década de 2000 vio danzar a orillas del Canal del Dique en un festival de Son de Negros de Santa Lucía, y que en esta ocasión es ilustrada por los acuciosos textos de Adlai Stevenson Samper.

Las Danzas de Son de Negros, o Danzas de Negritos, o Baile de Negros, como también les llaman los que conocen el polémico origen y trayectoria de esta extraordinaria manifestación danzaria de nuestro folclor, reactualizada y rescatada del olvido en los últimos 20 años,  es de los fenómenos danzarios más curiosos e impactantes de nuestras manifestaciones culturales, sus valores esencialmente plásticos, histriónicos y particularmente cómicos de su expresión son elementos que dialogan, como lo hacen varias otras cosas del Carnaval, con otras expresiones de otras culturas en el mundo. A mí, por ejemplo, me parece que dialogan de manera importante con una manifestación ya clásica de la historia de la cultura negroamericana en los Estados Unidos; me refiero a los Minstrels, espectáculo bufo en el que los negros se pintaban de negro para ejercer la ridiculización de su cultura como bufones, flojos, ignorantes y perezosos, cantando, bailando e imitando sus roles en la sociedad de la época. Y me contaba Juan Camilo que hay una manifestación africana de hoy que también recuerda el uso de estos caracoles y estas modalidades coreográficas y cómicas.

Este Baile de Negro ejerce también, atravesado por el espíritu burlón del carnaval, y con otras motivaciones, la mofa y la befa, una manifestación de dramática caricatura en donde lo fundamental es el cuerpo todo en frenético movimiento buscando la comicidad como objetivo más allá de la música.

Este nuevo libro de la editorial La Iguana Ciega es un aporte afortunado a seguir conociendo la historia profunda de nuestras expresiones culturales del Caribe colombiano, en una apuesta que junta ya muchos otros interesantes títulos en este propósito.

Libro Piloto: Como quien dice adiós a lo perdido

24-como-quien-dice-adiós-a-lo-perdido (2)

De Ramón Cote Baraibar. Valparaíso ediciones. Granada. 2014

LA BORROSA EXACTITUD DE LAS PALABRAS

Si buceamos en nuestros recuerdos de manera proustiana en busca de un perfume remoto que nos devuelva el sabor de lo perdido, o ascendemos a sus escarpadas cumbres como sugiere Ramón Cote Baraibar en este libro por medio de una expedición alpina en la que muchas veces nos sentimos amedrentados por sus peligrosos riscos, es algo que resulta difícil de esclarecer. Lo cierto es que el rescate de la memoria es una conquista del espíritu que tarda tiempo en alcanzarse, una reconstrucción de lo vivido en la que el poeta se enfrenta a sus fantasmas más íntimos para tratar de redimirlos con la borrosa exactitud de las palabras.

De esta tarea ardua, dulcemente dolorosa y muchas veces suicida que intenta convertir la materia fugitiva de los días en el oro perdurable del poema y de las ceremonias y rituales que el poeta lleva a cabo para elaborar su complicada alquimia, da cuenta este nuevo libro de Ramón Cote Baraibar, que quiere decir adiós a lo perdido sacando del pozo profundo de la memoria esas “monedas de plata del recuerdo que más tarde serán la imagen imborrable de su propia vida”.

El velo de la lluvia, el humo del tabaco o el rectángulo de una ventana oscura son para Cote Baraibar cortinas propicias para atisbar el mundo, pues el cuerpo se afantasma y solo quedan los brillantes ojos de búho, asomados al continuo discurrir del tiempo y sus transformaciones. La poesía es ritmo, música, movimiento y el poeta el concentrado melómano que atiende a su coreografía. En “Autorretrato de la lluvia” y “Poema de despedida” el tamborileo de la lluvia en los cristales le permite “hacer un balance de lo que se escapa y de lo que se queda”,  la separación  de un amor junto a las rejas rigurosas de un parque, los rostros que lo esperan, la cara que quizás tendrá el próximo año; “Desencuentro” le recuerda que “el destino  es el más tirano de los dioses y el amor el más avaro a la hora de repartir sus poderes”.  “Palmera Bismarkia” le permite dialogar por medio de la visita de una sombra amada sobre la ausencia y revivir serenamente el dolor de las luctuosas despedidas. “Pessoana” se identifica con la pluralidad de nombres surgidos del poeta portugués y siente que es al mismo tiempo el que se va y los que vienen de regreso, los otros y él mismo, “el vigía inmóvil que desde lo oscuro de su ventana, mira un sábado cualquiera las luces de la avenida circular, como aerolitos veloces alrededor de los anillos de Saturno”.

Con una prosa limpia y despojada y un tono confesional que alcanza su intensidad más en la agudeza de la mirada y la reflexión que en la metáfora, Cote Baraibar elabora en este libro su propio “Panteón pagano”, con vivencias de Madrid y Bogotá, reminiscencias de sus viajes por la India, hermosas estampas de la naturaleza que vamos lamentablemente arruinando o contemplando simplemente en una tarde de verano la lenta caída del sol sobre “los altos edificios de cemento gris”, que va dotando a la anodina ciudad de un esplendor sagrado” para que más tarde, en la distancia, “la memoria y su tinta solitaria” se encargue de desenterrar bajo los días “aquellas ruinas doradas”.

Subyace en los versos de Cote Baraibar el deseo de crear una nueva DIMENSIÓN de lo sagrado, propia de la poesía moderna, como señala Octavio Paz, una sacralidad  frágil y evanescente que solo le es dado percibir en privilegiados momentos, como las ramas de ese árbol gigantesco que portan las garzas observadas en el trópico sobre sus alas; como el poema escrito en el aire por un viajero agradecido antes de abandonar las recoletas ciudades de la índia, O ESAS nubes ERRANTES OBSERVADAS en la NOCHE que como la poesía MISMA “son sonámbulos segundos robados con suma delicadeza a cuanto vive”.

Todo viaje “es una suma de asombros y renuncias que van dejando su ceniza en los dedos y un polvo dorado en la memoria”, y el poema, que se nutre de recuerdos, una ceremonia solitaria que exige largo tiempo “para lograr cierta exactitud”, nos dice Ramón Cote Baraibar en este libro que es una verdadera expedición por la memoria, un amorosa  e intensa travesía que va del corazón a lo perdido, en un valioso esfuerzo por salvar con el poder de la palabra la extensa y blanca distancia de nieve de los años.

Samuel Serrano Serrano.-

Samuel Serrano Serrano , Nació en Aracataca (Magdalena, Colombia) en 1963. Es doctor en Filología Hispánica por la Universidad Autónoma de Madrid. Ha escrito poemas,  cuentos   y ensayos. Ha publicado los poemarios El hacha de piedra ( Editorial La Mirada Malva 2008), Canto rodado (premio nacional de poesía “Ciudad de Bogotá,”, 1996)  y el libro de relatos El misterio de Macongo (Huerga y Fierro  2012). Algunos de sus poemas y relatos han sido traducidos al francés e  inglés. Poemas suyos han aparecido, entre otras antologías, en El corazón de la palabra (Salamanca, 2004), Cómo conocernos mejor: Brasil-Colombia, y La nueva poesía colombiana, preparada por Rogelio Echavarría, como también en las revistas Prometeo de Medellín, Casa Silva de Colombia,  Atlántica de Cádiz, El Invisible Anillo  y El Alambique, de España. Cuentos suyos han sido publicados entre otras revistas en El magazine de El Espectador, revista Cuatro cuentos de Argentina, revista Crítica de México,  Aurora Boreal y En sentido figurado.  Desde 1996 reside en Madrid (España) donde ha ejercido la crítica literaria en prestigiosas revistas como Quimera, suplemento Babelia de El país,   Revista Virtual del Instituto Cervantes, Revista La estafeta del viento de Casa de américa  y Cuadernos Hispanoamericanos donde ha publicado reseñas, ensayos y entrevistas con algunas de las principales voces de la literatura española e hispanoamericana contemporánea como Gonzalo Rojas, Álvaro Mutis, Fernando Charry Lara, Juan Goytisolo, Augusto Monterroso, Alfredo Bryce Echenique, Abel Posse,  Germán Espinosa  y Adolfo Castañón. Actualmente trabaja como profesor de lengua y literatura en un instituto de Madrid.

Magolas, exposición del mes en la Pinacoteca de la Aduana

961800_882312928497492_2015137823_n

Noticias de la Artista

Apertura:

Exposición “Magolas” de la artista: Magola Moreno

Pinacoteca de la Aduana

Jueves 12 de Marzo , 7:30 pm

Magola Moreno Paba

Barranquillera. Diseñadora gráfica formada en el prestigioso Centro de Educación Superior Taller Cinco de Diseño, en Bogotá, al que estuvo además vinculada como Directora de Comité Creativo. En este campo sus trabajos han merecido premios y reconocimiento en Canadá y en Colombia.

Es también una artista plástica cercana al uso de técnicas tanto convencionales como experimentales con trabajos que han participado en varias muestras colectivas entre las que podemos destacar las siguientes:

Colectiva La Propia, Barranquilla 2013

Colectiva La Usurpadora Espacio de Arte Independiente, Barranquilla 2012

Colectiva Centro Filantrópico Israelita, Manos que ayudan, Barranquilla 2010

Colectiva Galería Cero, Ninguna mata mata, Bogotá 2010

Colectiva Museo de Arte Moderno de Cartagena, Libertad, Cartagena 2010

Colectiva Alianza Colombo Francesa, El dibujo es mentira, Barranquilla 2009

Colectiva Centro Filantrópico Israelita, En la mesa, Barranquilla 2009

Salón Regional de Artistas Zona Norte, Sincelejo, 2000

Salón de Artistas Costeños, Cámara de Comercio, Barranquilla, 1999

Magola es la primera exposición individual de Magola y en ella reitera y reafirma sus intereses temáticos centrados o girando alrededor de la figura de la mujer y expresándose en recursos colorísticos muy propios, así como recurriendo a soportes de muy diversa naturaleza, desde lo más previsible hasta lo más impensable, terreno en el que es muy natural que se muestren en funcionamiento los recursos creativos del diseñador. Esta muestra es un buen ejemplo de ello.

María Isabel Rueda, galeristas y curadores de “La Usurpadora”, un Espacio de Arte Independiente, consideran que “La mujer es una figura recurrente en la obra de Magola Moreno, a través de ella deja ver los diferentes estados que vive en su vida cotidiana. Utilizando el cuerpo como un instrumento  que sin  llegar a caer en lo convencional de la belleza, nos invita a pensar en las múltiples situaciones que ocurre detrás de su figura. Creando así una  relación de figura/fondo, que surge si nos adéntranos en  la situación o  trasfondo de su obra.”

11068759_882313031830815_59678745_n

En marzo: Fotógrafo japonés expone en la Aduana

11015104_637887166313519_5786635114215757409_n

BIBLIOTECA PILOTO DEL CARIBE

(Galería de la Aduana)

LA LUNA DEL SOL NACIENTE

Muestra fotográfica del artista japonés Isami Shiroma

 

Noticias del artista

Isami Shiroma se inició en la fotografía desde cuando era un estudiante de secundaria en un college de Hawaii en los años 60s. Desde entonces ha estado viajando por el mundo haciendo un registro de muchos de sus viajes, así como enseñando artes marciales.

En la década del 70s estuvo radicado en Barranquilla en donde dirigió una academia de karate e hizo gran amistad con uno de los decanos de la fotografía en la ciudad: el maestro Daniel García, quien ha sido la persona que nos ha permitido conocer las fotografías del maestro Shiroma, especialmente las de esta exposición. Shiroma fue también en ese tiempo profesor de Estadística de la Universidad del Atlántico.

Sus fotografías han sido exhibidas en Barranquilla, Cartagena y Bogotá; en la Soho Photo Gallery de New York City, así como en otras galerías de  Okinawa (Japón). Una de sus fotografías hace parte de la colección del Museo de Bellas Artes de Houston, Texas, USA, como parte de la Colección Fotográfica de Allan Chasanoff y otra hace parte del libro First Doubt, Optical Confusion in Modern Photography, al lado de 80 nombres de primer orden a nivel mundial.

La muestra reúne trabajos de pequeño y gran formato a través de los cuales cuenta un relato visual en cuatro capítulos sobre el gran terremoto y el posterior tsunami que azotó la isla nipona precisamente el 11 de marzo de 2011. El registro que Isami Shiroma hace de esta catástrofe está contenida en Desastre, Pesadilla, Oración y Esperanza, cuatro momentos que el ojo de este artista y maestro de artes marciales Isami Shiroma fija en su trabajo para la posteridad.

 

Conversatorio el carnaval y lo escénico. el caso de la carnavalada de ay, macondo

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Viernes, 27 de Febrero, 6:00 p.m.
Biblioteca Piloto del Caribe
Archivo Histórico del Atlántico

Auditorio Mario Santo Domingo/ Antigua Aduana

 

Cuarto conversatorio del ciclo de Carnaval: Palabras, sonidos, cuerpos y pensamiento en el Carnaval de Barranquilla.

El carnaval y lo escénico:
La experiencia de La Carnavalada de Ay, Macondo.

El próximo viernes 27 de febrero, a las 6:00 P.M. teniendo como invitados especiales a los actores y directores de teatro y gestores culturales Mabel Pizarro y Darío Moreu, fundadores del grupo de teatro e investigación escénica Ay, Macondo de Barranquilla, estaremos abordando un nuevo aspecto importante de nuestro carnaval: nuestra fiesta y lo escénico, para lo cual tenemos como caso modélico y de discusión lo que ya es una institución del carnaval: La Carnavalada que se realiza en una calle de barriada frente a la sede misma de Ay, Macondo.

Darío y Mabel hablarán de esta experiencia, su evolución, su relación con el espacio público y sobre todo, el aporte a una nueva forma de escenificar y celebrar el carnaval.

Si bien el debate sobre la perdida de la tradición está en un punto álgido, Mabel y Darío expondrán sus visiones y consideraciones, por medio de las cuales han logrado hacer atractivo y creíble un espacio donde la escenificación de las manifestaciones toma vital importancia. Pero no por ello en un espacio estático, todo lo contrario, se ha buscado un equilibrio entre lo tradicional y lo moderno, donde las vertientes se nutren mutuamente y donde se logra presentar un espectáculo que, entre otras cosas, también se convierte en un laboratorio de paz, de sana convivencia y de disfrute de la cultura carnestoléndica.

 

Hoy, tercer conversatorio de Carnaval en la Aduana

feb2015-08

Invitado especial Danny González Cueto/

Miércoles 25 de febrero, 3:00 p.m.

Biblioteca Piloto del Caribe / Archivo Histórico del Atlántico

(Sala de Consulta AHA)

Invitado especial Danny González Cueto

En el marco del ciclo de conversatorios de Carnaval: “Palabras, sonidos, cuerpos, pensamientos”.

Luego de nuestras dos actividades anteriores, Las Letanías y La Cumbia, esta semana continuamos con nuestro el ciclo de conversatorios de carnaval que hemos llamado Palabras, sonidos, cuerpos y pensamiento en el Carnaval de Barranquilla. Por ello, mañana miércoles 25 de febrero a las 3 pm, en las instalaciones de la Antigua Aduana de Barranquilla, tendremos como invitado al Investigador Cultural Danny González Cueto, cuyo tema el Carnaval y su historia, será abordado desde una mirada crítica, académica y profesional, observando las variaciones que ha tenido el Carnaval de Barranquilla desde su geolocalización, hasta sus fenómenos conflictuales luego de la declaratoria como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Danny González Cueto es docente de la Universidad del Atlántico y gran parte de sus investigaciones miran el Carnaval desde la óptica de los imaginarios y las representaciones en perspectiva comparada con otros carnavales en Iberoamérica.

LOS ESPERAMOS!

Conversatorio : Transformación de la cumbia en el Carnaval de Barranquilla

Rueda de cumbia (Cant 30)

MIÉRCOLES 11 DE FEBRERO, 2:30 P.M.

Este miércoles 11 de febrero, en el marco de la programación cultural de Carnaval del Archivo Histórico del Atlántico y la Biblioteca Piloto del Caribe, te invitamos a asistir y participar desde las 2:30 P.M. en el antiguo Edificio de la Aduana (Vía 40 No. 36 – 135), al  conversatorio que hemos organizado a propósito de nuestras fiestas carnestoléndicas titulado Transformación de la cumbia en el carnaval de Barranquilla, en el que con nuestros invitados especiales estaremos abordando un tema de suma importancia como es el cambio y las transformaciones que nuestro ritmo colombiano más emblemático ha ido experimentando con el tiempo en el marco de las fiestas de nuestro Carnaval más importante. Está claro que este tipo de manifestaciones siempre se debaten entre dos concepciones: el cambio y la conservación, por ello a partir de una serie de preguntas se buscará entender mejor el devenir, el momento histórico que vive La Cumbia y los retos para su conservación y proyección.

Más tarde, a las 4:00 P.M., en la Arcada del Antiguo Edificio de la Aduana se podrá disfrutar de la Expo feria Carnavalera de las manifestaciones dancísticas del carnaval en muestra didáctica. Donde diferentes grupos que hacen parte del Carnaval de Barranquilla presentaran sus atavíos y toda la parafernalia que hacen parte de su puesta en escena, pero también de su espontaneidad y derroche. Orígenes, formas, significados serán las preguntas que los visitantes podrán resolver con un contacto directo con grupos de cumbia, congo, garabato, mapalé, son de negro, comparsa de tradición, comparsa de fantasía, danzas de relación, danzas especiales, comedia, letanías y artesanos.

Al final de la tarde, a las 5:30 P.M., en la Plaza de la Aduana, tendrá lugar el encuentro para que todos los que quieran hagan parte de una Rueda de Cumbia, con la Cumbiamba “Las Tres Colombias”. Este será un espacio de encuentro con la comunidad, para que juntos nos unamos a esta rueda de los sentires y sonidos originarios, de los golpes del tambó, de la fuerza de las caderas y del galanteo del sombrero. Este evento ha sido gracias a la Corporación para la salvaguarda de los grupos folclóricos y actores del Carnaval de Barranquilla ‘Folkcarnaval’, con el apoyo del Archivo Histórico del Atlántico, Biblioteca Piloto del Caribe y el Centro de Documentación de Carnaval de Barranquilla, esperamos contar con su grata presencia.

Artista cubana en la galería de la Aduana

Imagen1

MIÉRCOLES 11 DE FEBRERO, 7:30 P.M.

BIBLIOTECA PILOTO DEL CARIBE

Galería de la Aduana

REDES SOCIALES

Una exposición de la artista cubana Jacqueline Brito

 

Parte de esta muestra también será expuesta en la Estación del Ferrocarril de Puerto Colombia y en la bienal de La Habana en mayo y junio de 2015.

Con los auspicios de la Corporación Luis Eduardo Nieto Arteta y la Fundación Puerto Colombia, y el respaldo de La Bienal de La Habana 2015 y el Consejo Nacional de Artes Plásticas de Cuba.

Redes sociales.  

Navegar, en un océano paralelo de redes sociales, es una apuesta al futuro; un acto virtual de penetrar otras realidades en barcos anclados desde los ambientes domésticos, impulsados por vientos de Wi -Fi, y cruzar mareas ideológicas, y tormentas en Instagram.

En la actualidad Navegar, presupone poner rumbo y atravesar nuevos horizontes visuales sin riesgos a zozobrar. Los materiales, la estructura, la superposición de un símbolo sobre otro, de títulos que remiten a nuevos lenguajes, a una informatización de los contenidos, que la sociedad y la tecnología actual imponen al mundo contemporáneo maximizando nuevas ventanas visuales.

En Cuba, navegar es una posición frente al subdesarrollo, el acceso y dominio de un nuevo territorio limitado e inhabilitado por las coherencias tecnológicas.

Poner avante a toda máquina, a la velocidad de veleros convertidos en PC’s  o híbridos de una navegación por los océanos de la información; sin riesgos a zozobrar. Estos barcos idílicos; naves fantasmas que como cantos de sirenas amenazan con conectarse para navegar.

No puedo prescindir de mi contexto , de mi condición de criatura de isla , de mi formación de habitante del litoral , de mi tradición marinera , de mirar el horizonte a través del muro del malecón , de mi miedo a los enormes buques ( gigantes de hierro ) y asociarlos  a esta nueva realidad que me impone un constante aprendizaje de nuevas palabras , he aprendido a comunicarme , con esta tecnología he vivido y sucumbido ante la fascinante aventura de navegar en las redes sociales , una comunidad que se comunica de forma permanente.

Noticias de la artista

Jacqueline Brito Jorge, nace en La Habana en Enero de 1973. Graduada de la Academia San Alejandro en 1991 y del ISA (Instituto Superior de Arte) en 1996, y desde ese año es Profesora del Departamento de Pintura en ese Instituto. Miembro de la UNEAC (Unión de Escritores y Artistas de Cuba) y la Asociación Hermanos Saiz. De 1998 al 2005, se desempeñó como  profesora de Pintura de la Carrera de Restauración y Bienes Muebles, en el Instituto Superior de Arte.

Ha realizado exposiciones personales en importantes galerías de Cuba, Colombia y Estados Unidos. Ha participado en numerosas  exposiciones colectivas y  su obra se ha expuesto en: Estados Unidos, España, Rusia, Israel, Austria,  Italia, Brasil, Colombia, Francia, Alemania, México, Argentina, Reino Unido, R. Dominicana, Canadá, Japón,  entre otros. Participó en la Bienal de Pintura del  Caribe. Santo Domingo. República Dominicana en 1996,  XXX Festival de Pintura, Cagnes Sur le Mer Francia en 1999, y en la subasta: Sotheby’s International Young Art, realizada simultáneamente en  Tel Aviv, Israel; Chicago, Estados Unidos y en Viena, Austria en el año 2000 y en varias ediciones de  La Bienal de La Habana. En el 2009 fue invitada representando a Cuba, a la importante exhibición Francesa Bye-Bye Polaroid, Leic’art.

Como profesora ha participado en la curaduría de varias exhibiciones de los estudiantes del ISA, también participando como miembro de tribunales de las tesis de grado y ha impartido varios talleres y conferencias en: Universidad del Atlántico, en Colombia, la UCLA de Los Ángeles, Estados Unidos y el Albany University de New York, USA.

Su obra forma parte de numerosas colecciones en  importantes Museos y Galerías internacionales: Arizona State University Art Museum. Estados Unidos, la Fundación Antonio Pérez. Cuenca. España, el Akron Art Museum. Ohio. Estados Unidos, el San Francisco Art Institute. Estados Unidos y Rubin  Museum of Art. New York. Estados Unidos. Jablonka Galerie, Colonia. Alemania y el Consejo Nacional de las Artes Plásticas de Cuba. Ha obtenido varios premios: Premio Concurso Pintando por la paz de la UNESCO en 1999, y en el mismo 1999, Premio de Mejor  Pintura en el Festival de Pintura de Cagnes Sur  le  Mer. Francia.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.191 seguidores